enero 15, 2022
Verrocchio bautismo de cristo

Verrocchio bautismo de cristo

Ver más

El Bautismo de Cristo se atribuye a Andrea del Verrocchio y, en parte, a un joven Leonardo da Vinci que trabajaba en el estudio de Verrecchio en la época en que se realizó el cuadro, alrededor de 1475. Representa a Jesús siendo bautizado en el Jordán por Juan el Bautista. Dos jóvenes ángeles se arrodillan en la orilla del río, uno de ellos sosteniendo las vestiduras de Cristo. Francesco Alberti afirma en una guía publicada en 1510 que esta figura fue pintada por Leonardo. Algunos historiadores del arte sugieren que el pintor participó en otras partes del cuadro, especialmente en la escena de fondo y tal vez en la figura de Cristo.
Según el historiador del arte, pintor y arquitecto Georgio Vasari: «Leonardo pintó un ángel que sostenía unas prendas; y a pesar de su juventud, lo ejecutó de tal manera que su ángel era mucho mejor que las figuras pintadas por Verrocchio. Esta fue la razón por la que Andrea no volvió a tocar los colores, estaba tan avergonzado de que un muchacho entendiera su uso mejor que él.»
Lo que Vasari no anotó y tal vez no se dio cuenta del cuadro es que la figura del Bautista está modelada a partir de Leonardo, y cuya interpretación del ángel es otra imagen de sí mismo. Verrichio lo sabía, pero parece que Vasari no.

Verrocchio bautismo de cristo 2021

Encargado por la iglesia del monasterio de San Salvi en Florencia, donde permaneció hasta 1530, el cuadro fue ejecutado en el taller de Andrea del Verrocchio, cuyo estilo está bien definido por las figuras de Cristo y del Bautista. La fama especial de la obra se debe, sin embargo, al alumno de Verrocchio que le ayudó a pintar el cuadro: en el ángel rubio de la izquierda y en el paisaje de arriba es, de hecho, reconocible la mano de Leonardo, el jovencísimo Leonardo, presente en el taller de Verrocchio hacia 1470. Algunos críticos atribuyen el segundo ángel a otro joven artista florentino, Sandro Botticelli.
San Juan Bautista bautiza a Jesús vertiendo agua sobre su cabeza. Los brazos extendidos de Dios, los rayos dorados, la paloma con las alas extendidas y el nimbo cruciforme muestran que Jesús es el Hijo de Dios y parte de la Trinidad. Dos ángeles en la orilla del río sostienen el manto de Jesús. La composición se atribuye a Verrocchio, aunque no se sabe con certeza qué artista la realizó.
San Juan Bautista sostiene una esbelta cruz y un pergamino con la inscripción del anuncio del advenimiento del Salvador: ECCE AGNUS DEI [QUI TOLLIT PECCATA MUNDI] («He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo». Evangelio según Juan 1, 29).

Virgen de las rocas

El Bautismo de Cristo es un cuadro terminado hacia 1475 en el taller del pintor renacentista italiano Andrea del Verrocchio y generalmente atribuido a él y a su alumno Leonardo da Vinci. Algunos historiadores del arte disciernen las manos de otros miembros del taller de Verrocchio en la pintura también.
El cuadro representa el bautismo de Jesús por Juan el Bautista, tal y como se recoge en los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. El ángel de la izquierda está registrado como pintado por el joven Leonardo, un hecho que ha suscitado tantos comentarios especiales y mitología, que a menudo se pasa por alto la importancia y el valor del cuadro en su conjunto y dentro de la obra de Verrocchio. Los críticos modernos también atribuyen a Leonardo gran parte del paisaje del fondo[1] El cuadro se encuentra en la Galería de los Uffizi de Florencia.
El cuadro representa el bautismo de Jesús por Juan el Bautista a orillas del río Jordán. Hay dos ángeles arrodillados, uno sosteniendo el manto de Jesús, y el otro con las manos cruzadas, ambos frente a la simbolización de la salvación y la vida, la palmera[2] Mientras está descalzo en el río, Juan el Bautista está vestido con una túnica y un halo sobre la cabeza. Sostiene un báculo con una cruz de oro en la parte superior mientras vierte el agua del río sobre la cabeza de Jesús[2] Jesús tiene un halo sobre la cabeza mientras se le representa rezando descalzo en el río. En el pergamino que Juan tiene en la mano hay una inscripción que incluye las dos primeras palabras de un pasaje de Juan 1:29, «ECCE AGNUS DEI QUI TOLLIT PECCATA MUNDI» («He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo»). [3] También hay una rapaz de ojos brillantes que se abalanza sobre la cabeza de Juan y se adentra en los árboles del fondo. En la parte superior del cuadro se ven las manos de Dios que vienen del cielo al abrirse[2]. Una paloma y unos rayos de sol brillan a través de ellos, lo que simboliza el espíritu santo que brilla por encima de ellos revelando la naturaleza divina de Jesús[2].

David (verrocchio)

«El Bautismo de Cristo» de Verrocchio y Leonardo fue pintado en 1474-75. En esta obra, el pintor renacentista italiano Andrea del Verrocchio contó con la ayuda de su mucho más joven aprendiz Leonardo da Vinci.
Según un biógrafo e historiador de la época, Verrocchio decidió no volver a tocar el pincel porque Leonardo, su alumno, le había superado con creces, pero los críticos posteriores consideran esta historia apócrifa.
La imagen de Juan el Bautista es la parte de este cuadro más característica del estilo de Verrocchio. La atención anatómica a los huesos, músculos y tendones refleja los intereses de Verrocchio, que transmitió a sus alumnos.
Este cuadro representa el Bautismo de Jesús por Juan el Bautista, tal y como se recoge en los Evangelios bíblicos. La composición muestra a San Juan Bautista bautizando a Jesús derramando agua sobre su cabeza. Los dos ángeles en la orilla del río sostienen las vestiduras de Jesús.
El Evangelio de Lucas menciona que el Espíritu de Dios desciende en forma de paloma. Aunque en la época en que se escribieron los evangelios se asociaban diversos símbolos a las palomas, la imagen de la paloma se ha convertido en un símbolo muy conocido del Espíritu Santo en el arte cristiano.

Te pueden interesar

Prueba casera embarazo aceite
5 min de lectura
Sujetador para escotes pronunciados
5 min de lectura
Peluqueria low cost ceuta
4 min de lectura
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad